NASAL

Si le diagnosticaron apnea del sueño y le aconsejaron utilizar CPAP, puede sentirse apabullado para seleccionar una mascarilla nasal y quedarte cuestionándote las almohadillas nasales.

Este estilo de mascarilla nasal de CPAP es mágnifica para superar determinados inconvenientes, como la claustrofobia y las fugas de aire.

Descubra si las máscaras CPAP de almohadas nasales son el remedio para su apnea del sueño.

✅ mascarilla nasal ✅

Almohadas nasales para terapia de CPAP

Las almohadillas nasales son un género de máscara de CPAP que consta de inserciones de plástico que se asemejan unos auriculares.

La presión prescrita usada para abrir las vías respiratorias se administra mediante esta máscara.

Estos pequeños cojines descansan al final de la nariz y pueden asistir a calmar inconvenientes como la fuga de aire y la claustrofobia.

Beneficios de emplear una mascarilla nasal

Las almohadas nasales son una genial opción para ciertas personas. Si sufre claustrofobia, es imposible tener una máscara grande en la cara.

Una máscara que bloquea los ojos es muy molesta. En un caso así, las almohadillas nasales pueden ser útiles, puesto que tienen poco contacto directo con la cara.

Además, los hombres con vello facial, pueden tener inconvenientes para conseguir un sello con una máscara CPAP estándar que se ajuste sobre la nariz o bien cerca de la boca.

Para reducir la fuga de aire, puede ser preciso sostener la máscara con tanta fuerza que se vuelva incómoda.

La mascarilla nasal suprime esto aplicando la presión de CPAP de manera directa en las fosas nasales.

Ciertas personas prefieren las almohadillas nasales por el hecho de que no dejan marcas en la cara desde la interfaz de la máscara o bien desde las correas.

A ciertas personas asimismo les agrada tener múltiples estilos de máscara para alternar cada día, en tanto que esto asimismo minimizará las marcas del equipo.

Inconvenientes asociados con el empleo de almohadas nasales

No obstante, las almohadas nasales pueden no ser para todos. Ciertas personas no los hallan cómodos. Particularmente, las almohadas pueden hacer cosquillas o bien irritar las fosas nasales.

Si no encajan bien, pueden ocasionar llagas en la nariz.

Es esencial que las almohadillas nasales tengan el tamaño conveniente. Si son demasiado pequeños, puede salir aire a su alrededor y reducir la eficiencia de su tratamiento.

Al contrario, si las almohadillas nasales son demasiado grandes, pueden estirar incómodamente las fosas nasales.

Potencialmente, las personas con piel sensible pueden desarrollar una reacción al plástico de la mascarilla nasal.

Aun en personas sin alergias, el empleo recurrente de una máscara que no se ajuste puede provocar úlceras por presión en las fosas nasales.

Estas dificultades son poco usuales y la adaptación conveniente va a abordar la mayor parte de los inconvenientes.

Bastantes personas estiman que las almohadillas nasales son una alternativa conveniente para la administración de CPAP para tratar su apnea del sueño.

Si está interesado en probar la mascarilla nasal, hable con su médico o bien distribuidor de equipos y ajuste el tamaño y el estilo que más le convenga.